DOS PASTELITOS POR OJOS
Por ©ClaudioSerraBrun
poesur@gmail.com
www.poesur.com
Valencia-España
Viernes7Mayo2004

El mundo en que vivimos es mojigato. Se escandaliza por los efectos del uso de la fuerza cuando los ve en televisión. Sin embargo, si no hay imágenes o fotos que muestren lo que pasa, hace oídos sordos y trata con indiferencia las noticias de masacres en países lejanos (léase Ruanda) o cercanos (léase Sebrenica en Yugoslavia). Y aún así, aunque haya fotos, no se hace “carne” la noticia que el espectador pasivísimo no quiere ver, ni entender, en lo que le atañe a su condición humana.

Como en el antiguo proverbio: “No hay peor ciego que aquel que no quiere ver“. Así la pacatería va en aumento, juntamente con la hipocresía de querer ver a la Humanidad como el jardín del fondo de la casa.

Nadie recuerda, o no quiere recordar, si fueron medio millón, 300.000, o casi un millón de muertos los que hubo en Ruanda, en abril de 1994, en unas luchas tribales que nadie quiso parar, en medio del África llena de armas y ejércitos. Allí las pocas Naciones Unidas que había se retiraron, a poco de empezar los cien días de lucha indiscriminada…
Así también, como no la vimos, la masacre de Sebrenica, con 8.000 muertos, todo un pueblo asesinado al modo nazi… ¡pero en julio de 1995, y en Europa! cae en el olvido… aunque la zona era protegida por Naciones Unidas… y esté en el corazón de la vieja Europa.
¿O es que no se quiere ver lo que pasa en nuestra propia casa, en la Europa llena de jardincitos irreales, donde la pacatería reina en la forma de las antiguas momias de los reyes, cubiertos de oropel y pisando senderos de flores cultivadas por los medios?

Porque… No sé si se sabe, allende los mares, que aquí en Europa, nadie, nadie se atreve a criticar a las monarquías, aunque sólo sea para manifestar las ideas republicanas que hace más de 200 años cambiaron el mundo.
…Y el medio pueblo que en tiempos aciagos perdió la batalla en España contra el fascismo, el pueblo de los Republicanos que apostaron por la modernidad en España, parece que no existe. No sale nunca en los medios nadie que reivindique la República Española, la idea de una nación moderna y justa, que en un supremo uso de su soberanía, acabó con la monarquía en forma pacífica, en las urnas, allá por 1931…
…Lástima, era un tiempo de nubarrones en el horizonte del mundo…
Pero ahora, con este panorama de jardincitos bobalicones: ¿Quién se atreve a plantear un cambio en la sociedad, un cambio a mejor, como son todos los cambios en los que se accede a un grado superior de responsabilidad y consciencia ciudadana por nuestro destino? ¿Cuánto tiempo más soportaremos este grotesco, narcótico, falso cuento de hadas con alas de cartón?

…Y si creéis que exagero, esperad a verlo en televisión, dentro de muy poco, desde Madrid, casi en el verano europeo, el verano que hace crecer los lánguidos jardincitos de colores de cada cual…


©2004,ClaudioSerraBrun.Valencia-España. Puede reproducir los textos propios, sólo citar la fuente y el Autor+link Poesur.
poesur@gmail.com www.poesur.com

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación    Configurar y más información
Privacidad